¿Qué puede hacer la quiropráctica por su niño?

 
Todo tiene que ver con la Función
¿Por qué millones de padres llevan sus hijos a los quiroprácticos cada año? ¿Sirve sólo en casos de enfermedades graves? ¿Es sólo para niños que padecen dolor? En absoluto!!

El propósito de la Quiropráctica es quitar las interferencias que afectan al poder sanador natural que fluye por todo nuestro cuerpo. Cuando se libera ese poder, tiene lugar una sanación que puede   ser muy profunda.

Hoy en día, los padres suelen llevar a sus hijos al quiropráctico para resolver temas de salud del día a día, por ejemplo resfriados, anginas, otitis, alergias, cólicos, asma, amigdalitis, y los cientos de contratiempos por los que pasan los niños cuando crecen.


Los Quiroprácticos no tratan enfermedades

Es muy importante comprender que la quiropráctica no es un tratamiento para las enfermedades. Su objetivo es reducir el estrés sobre el sistema nervioso. Este estrés constituye un problema de salud serio y a veces indoloro que afecta tanto a niños como a adultos.  Este estrés interfiere en el correcto funcionamiento del sistema nervioso; puede debilitar los órganos internos y los sistemas de órganos, puede disminuir la resistencia, reducir el potencial de sanación y puede sentar la base para cualquier desorden y enfermedad.

Cuando un quiropráctico libera el sistema nervioso del estrés sobre su columna, se libera también el poder sanador del cuerpo: el sistema inmunológico funciona con más eficacia, aumenta el rechazo a las enfermedades y el cuerpo de su hijo trabaja más eficazmente. Su hijo puede entonces responder mejor al estrés interno como así también del medio ambiente externo, por ejemplo gérmenes, cambios de temperatura, humedad, toxinas, polen, etc.

De manera que, aunque niños con enfermedades acudan al quiropráctico, éste no tratará su enfermedad. Lo que hará será reducir ese estrés permitiendo así que la capacidad natural del cuerpo de sanarse a sí mismo funcione al máximo.


¿Qué es exactamente el estrés sobre el sistema nervioso?

Las subluxaciones vertebrales causan el estrés nervioso. Las subluxaciones son vértebras desplazadas de su posición correcta en la columna vertebral. Éstas y las distorsiones del cráneo, caderas y tejidos colindantes (el sistema estructural) irritan e interfieren en el correcto funcionamiento del sistema nervioso (cerebro, médula espinal, nervios espinales, y nervios periféricos). Dado que el sistema nervioso controla todas las funciones del cuerpo, cualquier interferencia sobre el mismo puede tener efectos muy amplios.

 

¿Qué causa estrés sobre el sistema nervioso?
Existen tres tipos de estrés que afectan el sistema nervioso: el emocional, el químico y el físico. El estrés físico puede comenzar en la matriz si el bebé yace en una posición distorsionada. Es muy común hoy en día que los recién nacidos tengan estrés en su sistema nervioso. Lo puede causar un parto difícil o traumático, que añade más estrés al cráneo del niño, a su columna vertebral y a su pelvis. A lo largo de la infancia, los traumas normales que experimentan los niños pueden ser una fuente de traumas en la columna o el cráneo. La mayoría de las veces, el dolor de la lesión inicial se va, sin embargo el daño causado sigue afectando el funcionamiento del  sistema nervioso del niño en el futuro.

 
¿Cómo corrige el quiropráctico el estrés sobre el sistema nervioso?

Esto se consigue examinando primero la columna vertebral y las estructuras relacionadas con el equilibrio y las funciones correctas. Donde se encuentra que la columna funciona incorrectamente, el quiropráctico aplica procedimientos correctivos precisos llamados ajustes espinales.

 Utilizando sus manos o instrumentos específicos suavemente en las zonas anormales, los quiroprácticos ayudan a la columna y al cráneo a recuperar su equilibrio y así se libera al sistema nervioso del estrés.

 
Todo tiene que ver con la Función
Los padres de hoy en día se informan a la hora de elegir el modo de cuidar de la salud. Se ha tomado conciencia de los efectos adversos que tienen los medicamentos en los niños. Los padres temen enmascarar los síntomas con las medicinas y se preocupan por los efectos secundarios. Los padres preguntan cada vez más cada vez que se les da un medicamento para un problema recurrente :“¿Es esto todo lo que puedo hacer por mi hijo?” “¿Hay una opción más sana?” ¿Cómo puedo restaurar la salud?”.

Los padres de hoy en día, desean conseguir verdadera salud. Esto los lleva a buscar opciones de cuidado de la salud que se apoyen en la habilidad natural de cuerpo de estar sano.

La quiropráctica es la opción adecuada. Todos los niños viven  mejor si su sistema nervioso funciona al  100%. Todos los niños merecen el derecho de expresar su máximo potencial. El cuidado quiropráctico para los niños es seguro, suave y efectivo. Aumenta el potencial innato del cuerpo de vivir en bienestar. 

> CONCIERTE UNA CITA
> MÁS SOBRE NOSOTROS
> ¿CUÁL ES QUIROPRÁCTICA?

Más información sobre la quiropráctica para los niños…

> Preguntas que hacen los padres sobre la quiropráctica y los niños
> ¿Cómo es de segura la quiropráctica para los niños?
> ¿Por qué deberían recibir los niños cuidado quiropráctico?

La web (http://quiropracticaolimpica.com) proporciona información sobre los servicios profesionales de Tobias Goncharoff, titular de los contenidos de esta Web. Los contenidos de este sitio web se ofrecen con una finalidad informativa y divulgativa. El titular no se responsabiliza del contenido ni de las manifestaciones y opiniones vertidas por terceros en su página web. Los contenidos de la web no constituyen ni pretenden sustituir a un asesoramiento profesional sanitario, por lo que el titular no asume ninguna responsabilidad, directa o indirecta, que pudiera derivarse del uso que pudiera hacerse de dicha información.